Clínica

En la nuestra clínica se siguen las normas más estrictas de desinfección y esterilización, dictadas por diversas entidades odonto-estomatológicas, como son el COEC (Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña), la ADA (Asociación Dental Americana) y la FDI (Federación Dental Internacional):

  1. Desinfección de superficies (mesas, sillones, lámparas).
  2. Utilización material desechable (guantes, máscaras, agujas, servilletas, vasos, eyectores de saliva, aspiradores, etc.)
  3. Lavado, desinfección y esterilización de todo el instrumental y material que ha estado en contacto con la boca. Por eso la clínica está dotada de varios aparatos y mecanismos (termodesinfectadora, autoclave, esterilizador de calor seco, selladora de bolsas, baños de soluciones desinfectantes, -por ej. Glutaraldehids-, y ultrasonidos). En todos los casos, todo el instrumental es lavado y desinfectado térmicamente, por medio de una máquina termodesinfectadora, seguidamente es embolsado y sellado, y finalmente es esterilizado con autoclave. Por lo tanto, todo el material queda almacenado de forma totalmente estéril, en packs y bolsas.

Para efectuar todo este proceso, la clínica dispone, entre otros, de dos aparatos ultramodernos y de tecnología punta:

Termodesinfectadora: Es un aparato diseñado para efectuar la preparación automática del instrumental médico y quirúrgico. El proceso comprende el lavado mecánico y la desinfección térmica del instrumental. Cumple las severas normas dictadas por el Ministerio de Sanidad de Alemania. Además, el instituto Robert Koch de Berlín, instituto federal para las enfermedades infecciosas y no contagiosas, garantiza que con las máquinas termodesinfectadora se destruyen los microbios vegetativos, como bacterias, micobacterias, hongos y esporas, y también se produce la inactivación de virus, incluido el VHB (= hepatitis infecciosa) y el VIH (= SIDA).

Autoclave: La clínica tiene uno de los esterilizadores más modernos y seguros del mercado, ya que es un autoclave de clase B. Los autoclaves de clase B funcionan con una bomba de vacío que produce un vacío fraccionado, y por lo tanto son los que garantizan mejor una verdadera esterilización, hasta en instrumentos porosos, instrumentos huecos, tanto embolsados ​​como no embolsados. Este autoclave es capaz, incluso, de eliminar priones, que son partículas proteicas infecciosas causantes de algunas enfermedades (como, por ej., La de Creutzfeld Jakob o enfermedad de las vacas locas).

Ir arriba